Tecnología

MACBOOK 2016. Un portátil llevado al extremo que busca rendimiento y portabilidad.

La pantalla simplemente perfecta, el teclado una obra maestra de la ingeniería, las tripas impresionantes, un micro sin refrigeración forzada.

La pantalla simplemente perfecta, el teclado una obra maestra de la ingeniería, las tripas impresionantes, un micro sin refrigeración forzada, no hay disco duro, hablamos de memoria SSD como sistema para el almacenamiento de datos, la batería perfecta para soportar un día de trabajo siempre y cuando se respeten ciertas condiciones de uso. El Trackpad Force Touch no existe nada igualable en el planeta, tiene un comportamiento excepcional. Los altavoces tienen un rendimiento impresionante, si tenemos en consideración las dimensiones y el recinto donde van alojados. El diseño exterior de la máquina es insuperable, hay otras opciones, pero me atrevo a decir que ninguna está a esta altura.

No es un ordenador adecuado para jugar, yo pienso en este ordenador como una pluma diseñada para escribir. ¿Qué se puede hacer con él? Todo… editar fotos, editar video, programar código, llevarlo a una reunión, una presentación, un viaje de negocios, estudiar, consultar y gestionar información.

Que le pondría o que le quitaría a esta máquina diseñada por los Californianos de Apple. Sencillamente nada, y lo digo porque si toco algo seguro que jodería el diseño de este MACBOOK, se nota que la marca de la manzana ha querido llevar este portátil a otro nivel. Por eso, cuando algo es perfecto lo mejor es no tocarlo no vaya a ser que rompa algo.

He visto críticas al teclado, mi impresión es que no creo que lo hayan probado con la suficiente profundidad. Si bien es verdad, que le faltaría algo de amortiguación (más recorrido a las teclas), pero es más una sensación que otra cosa, cuando te acostumbras el defecto se vuelve virtud.

Un único puerto USB-C para todo, lo mismo que en el anterior caso, mejor no modificar nada que seguro la cago. No obstante, un segundo puerto, no parece que le vendría mal. Solo he necesitado un segundo puerto cuando le he pedido a este MACBOOK que haga cosas raritas de las mías. En el resto de las situaciones, los puertos me molestan, para esas situaciones raritas a las que me tengo que enfrentar de cuando en vez, ya tengo un DELL con Windows, que es la máquina que hay que usar cuando se va a la mina a picar piedra. Un MAC es más bien el señorito de los ordenadores. Con un señorito no puedes ir a picar piedra, sabes que no va a responder, pero claro, en un sitio fino un tipo rudo con mi DELL queda fuera de lugar. Por eso no puedo elegir solo uno de los dos y uso la mejor máquina para cada situación, pero me gusta más el comportamiento del sistema operativo Windows que el de un OS.

Categorías
Tecnología