Deporte

Apple Watch Series 3

Una agradable sorpresa. Un reloj sin alma, pero que resulta útil en el día a día.

Inicialmente lo que deseaba adquirir era un bonito reloj mecánico y no sé porque extraña razón me acabé comprando este reloj que al fin y al cabo es electrónico. Una antítesis de mi deseo inicial. Ahora me pregunto si la compra fue provocada por eso del marketing o por mi razonamiento. Lo que fue una realidad es que segundos más tarde de hacer la compra pensé, mierda la he cagado, otro cacharro que va a acabar en el cajón. Meses después de adquirir este Apple Watch y después de usarlo a conciencia puedo decir que me equivoqué. A día de hoy no me lo quito, es extraño el asunto porque voy a hacer deporte y lo necesito como un cafeinomano su taza de café diaria, salgo a la calle o al trabajo y me pasa lo mismo, si no lo llevo puesto lo echo de menos. Se ha convertido en una pieza imprescindible al igual que mi cartera, las llaves o el iPhone, dentro de los elementos que uso para empezar el día.

Siempre juntos…

Te puede gustar más o menos, pero es indiscutible que no pasa desapercibido. Su diseño es muy fácilmente reconocible. La correa es sencillamente insuperable, es cómoda, rápida de ajustar y muy segura. La caja de aluminio y la pantalla desprenden calidad por los cuatro costados. Nunca me han gustado los relojes cuadrados, pues nada éste es cuadrado y me gusta. Eso sí, creo que circular me hubiera gustado más.

Reloj bloqueado

Como reloj sabes que no se va atrasar ni un solo minuto a lo largo del año. Hace trampa, pero la realidad es que estés donde estés, la hora siempre te la va a dar bien. El movimiento del segundero en algunas esferas imita a un reloj mecánico, creo que es un detalle que me gusta, pero de alguna forma también lo veo como una imitación y las imitaciones casi nunca me son gratas. Llevando electrónica lo más justo sería que imitase a un reloj digital y no a uno mecánico.

Casi siempre que quiero ver la hora, el reloj se anticipa y se enciende, es raro que haga el gesto y el reloj no reaccione. Pero hay dos puntos concretos en los que me gustaría poder configurar el encendido de la pantalla y no puedo, como por ejemplo:

Cuando miro la hora expresamente; aquí particularmente necesitaría ver la hora más tiempo de los de 6 segundos que es lo que Apple ha establecido como espacio prudencial desde que giras la muñeca, la pantalla se enciende, revisas la hora y se vuelve a apagar.

O como cuando hago deporte y por el tipo de actividad me interesa que la pantalla permanezca encendida toda la sesión de entrenamiento para ver desde cualquier posición los datos más relevantes según mi criterio.

La app deportiva del Apple Watch, no está al nivel de los equipos de GARMIN o de POLAR. Los datos de las actividades deportivas prácticamente no son configurables. No me gusta andar configurando muchos parámetros, pero hay alguno que quiero ver y no puedo y esto con el POLAR M400 no pasaba. En contrapartida el Apple Watch es muy cómodo de usar como pulsómetro ya que evita el uso de la cinta del pecho, debido a que lleva integrados los sensores para medir las pulsaciones en la propia caja del reloj. No me imagino en el trabajo con la cinta del pulsómetro en el pecho, no obstante, he descubierto que llevar el pulsómetro en el trabajo no sirve para nada. Para lo que si me sirve este cacharrito es para ver mis pulsaciones cuando camino, o cuando subo escaleras. El aparato es muy apto para hacer deporte con él, pero como ya he mencionado anteriormente este Apple Watch está un peldaño por debajo de las soluciones que pueden ofrecer GARMIN o POLAR. En contrapartida te ofrece otros añadidos que compensan la falta. Con el tiempo, no para este Apple Watch Series 3, es de esperar que Apple se ponga a la altura. Pero a día de hoy, GARMIN o POLAR son mejores opciones como relojes deportivos.

Predicción meteorológica

Las funciones nativas de cronómetro, temporizador, hora mundial, funcionan muy bien y son muy fáciles de programar. La app de alarmas es sencillamente perfecta, simple de configurar y muy clara. No tenía muy claro para que podía servir la función Wallet en el reloj, pues nada, otra en toda la frente, no he llegado a embarcar con el reloj pero si me ha servido para llevar el boarding pass en dos aparatos distintos sin hacer nada especial. Si la tarjeta la llevas en el móvil también la llevas en el reloj, es un detallito que te puede evitar algún disgustillo. Ver la predicción meteorológica en el reloj es útil, pero en esta ocasión a mí no me gusta como Apple la tiene implementada a nivel gráfico. Contestar el teléfono desde el reloj no es lo mejor del mundo, pero se puede hacer y puede llegar a ser útil. Ordenarle a Siri que te busque un sitio para cenar en una aldea que no conoces y que con ayuda del GPS te lleve a un garito de moda mola, y mola mucho. Ver los mensajes de SMS y WhatsApp, capturar esa canción de la radio o de un antro cervecero fuera del horario infantil con el uso de Shazam, abrir la sesión en mi MacBook o ver la hora de México, son pequeños detalles que añaden valor a este Apple Watch.

App Wallet Boarding pass

El Apple Watch no aporta el alma de un reloj mecánico, pero en contrapartida el Apple Watch tiene un diseño que encaja a la perfección en todas las actividades que puedas realizar. Su diseño hace que te permita ir a una reunión o a una maratón sin desentonar. Lo que está claro, es que para hacer una maratón hay mejores opciones.

No obstante, llegado el momento un buen reloj mecánico tiene que estar dentro de mi corto pero preciso fondo de armario.

Esfera cronografo

Categorías
DeporteRelojeríaTecnología