Silla hinchable apta para el camping, la playa, el monte o los grandes parques europeos.
Deporte

Trono

Silla hinchable apta para el camping, la playa, el monte o los grandes parques europeos.

La silla es tan cómoda y funcional como te la imaginas. Se guarda en una bolsa de tela junto a todos sus accesorios: una gamuza agradable al tacto (donde apoyas las posaderas), una protección inferior para evitar que se pinche, y un tornillo de plástico en forma de “T” para clavarlo en los días ventosos. El tornillo, es el accesorio prescindible debido a que su acción contra el viento es cuestionable. Por otra parte, el protector inferior debería de tener alguna marca que indicase la posición de colocación, no es un defecto grave pero ahí está, molestando.

Para inflarlo, cuando no hay viento habría dos técnicas, el agarre es igual en las dos. Habría que agarrar el orificio de entrada por el centro de los dos flejes, dejando la boca al descubierto, y a partir de ahí, con el asiento apoyado en el suelo mirando hacia abajo, hacer uno o dos giros de 360 grados. La otra opción sería; nuevamente con el trono del revés (el asiento mirando al suelo) y agarrando los flejes por el centro, dar tres o cuatro zancadas, ni muy rápidas, ni muy lentas. Cuando pules la técnica, es relativamente sencillo inflar este trono. Y cuando hay viento lo que habría que hacer es poner la boca cara al viento cual bandera.

Silla hinchable apta para el camping, la playa, el monte o los grandes parques europeos.

Una vez inflado el trono es cómodo y agradable de usar. Con el tiempo va perdiendo presión y tendrías que repetir la operación de inflado, aproximadamente una vez en el transcurso de una tarde/mañana, tiempo más que razonable para hacer otra cosa y no seguir sentado.

La tarea de volverlo a meter en la bolsa de transporte es sencilla, abres los flejes, y desde el lado contrario lo vas enrollando sobre sí mismo como si fuese una pelota, para terminar, atando los flejes haciendo que la pelota quede envuelta entre los flejes. Me hubiera gustado que la bolsa tuviera una boca más grande y en lugar de una cuerda para su transporte tuviera dos para llevarla como una mochila y puestos a pedir, no estaría de más, que la bolsa de transporte tuviera dos bolsillos uno para el iPhone y otro para la cartera y la llave del coche. Pero bueno, el mundo no es perfecto, pero esta silla lo hace más cómodo.

Categorías
DeporteTecnología